5- Apéndice 1: La coordenación cartesiana compleja de la UNIDAD.

Página 46 y siguientes. La lógica humana que sirve de base a los procesos informáticos tiene dos componentes elementales: si  y/o no. La Naturaleza también tiene dos componentes físicos elementales: el bosón  y/o el par: fermión-antifermión. Si en una especie de productiva alquimia se combinara la lógica del  si-no con  la física  del (bosón)-(par: fermión-antifermión)  se obtendría necesariamente una lógica binaria si-no que gozaría de los mismos atributos de UNIDAD que por  reciprocidad inversa poseen las relaciones (bosón)-(par: fermión-antifermión). En esta tónica, el bosónico y continuo equilibrio simétrico: si  y no, estaría en relación UNITARIAMENTE inversa con su contrario-complementario: el fermiónico  y discontinuo desequilibrio asimétrico: si o no. La representación gráfica geométrica de esto, en combinación con el si-no de los algebraicos números positivos-negativos, fue parcialmente descubierta en el siglo XVII por el  físico, filósofo y matemático francés René Descartes, mediante un sistema que logró, todavía imperfectamente, co-ordenar a los aspectos positivos-negativos de la geometría resultante, tanto en dos como en tres dimensiones El proceso de mejoramiento del sistema de co-ordenadas cartesianas prosiguió, muy particularmente en el siglo XIX, con la adaptación del eje vertical “y” como eje de los llamados números imaginarios i, cuya Unidad es la raíz cuadrada de -1, de donde: i ² = -1 o Unidad imaginaria. La función de esta Unidad es la de integrar en puntos muy definidos del plano o volumen cartesianos, a pares de números positivos-negativos o números complejos como también se los denomina. Esta manera de presentar geométricamente a la dinámica del par lógico si-no ha tenido infinidad de aplicaciones en aspectos tecnológicos que han sido claves para el desarrollo social y económico de la   raza humana, pero se ha mostrado totalmente inepto - de allí que el descubrimiento de Descartes fuese solo parcial - para representar la UNITARIA dinámica lógica propia del par si-no, al interior de los organismos vivos. Y de esto es precisamente que se ocupa la muy sui generis coordenación cartesiana compleja de la UNIDAD que en este ensayo se presenta. No sobra comentar aquí, que es nuevamente la geometría cuántica, impulsada por el algoritmo fundamental natural: 0, 1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8 y 9, la responsable de mostrarnos inéditos aspectos de la coordenación cartesiana compleja, los cuales, aunque son totalmente diferentes respecto al tradicional sistema de coordenación cartesiano, son en cambio extremadamente eficientes cuando se trata de explicar toda la fenomenologia relacionada con  los sistemas vital-concientes, incluido en ellos: el HOMBRE.



Más información sobre el mismo tema ver trabajo presentado por el autor a la Conferencia Académica Sophia-Iberia en Europa y que se llevó a cabo en Madrid, por la Universidad Pontificia Comillas,entre los días 5 a 7 de Septiembre del 2007
 
Sus inquietudes con gusto serán atendidas en:

cgonzalezv@hombreycosmos.org

cgonzalezv1@gmail.com